PRENSA

06

octubre

chipa noticia 8

Desactivan factor “venenoso” de la chipa y el mercado se abre a la fórmula saludable

Comer chipas, uno de los manjares del país, se constituyó en estos tiempos en un placer peligroso. Esto al menos si se considera a uno de los componentes clásicos que lo conforma: la grasa animal.

El almidón mezclado con el maíz, absorbe mayor cantidad de grasa que el pan de harina, lo cual hace que conviertan a la chipa, como un “veneno” para personas con hipertensión, triglicéridos, colesterol alto, diabetes, etc.

“Después de estudios realizados por médicos, hemos resuelto cambiar la grasa animal, por el aceite de girasol. No solo acertamos en mantener el sabor, también aportamos lo esencial para resguardar la salud de nuestros consumidores”, señala a HOY Elba Beatriz Cantero, directiva de Chipería Leticia, una de las emblemáticas empresas del rubro, asentada hace 27 años en el mercado local.

“Gracias al estudio del doctor César Radice, hemos cambiado parte del ingrediente de la chipa tradicional, sin que ello implique pérdida del sabor tradicional de este manjar nacional”, añade la empresaria.

La misma subraya que desde hospitales, escuelas y colegios, solicitan la provisión de chipas Leticia, por la condición saludable de sus componentes.

“No es dietética, eso hay que aclarar. Lo que varía en cuanto a la receta antigua, es la inclusión del aceite vegetal, que reduce de manera importante las consecuencias que genera absorber la grasa animal”, explica Elba Beatriz Cantero.

“Cada día hay mayor conciencia de la gente, para consumir alimentos saludables. En las escuelas y colegios, proveemos chipas con diversos diseños y precios, de acuerdo a la posibilidad económica del consumidor”, añade.

Otra innovación que aporta chipería Leticia, puntualiza la empresaria, es la utilización de hornos eléctricos, en sustitución de los de leña.

“Con esto protegemos el medio ambiente, porque tomamos conciencia que árboles que llevan 50 años para su crecimiento, se destruyen en 10 minutos de cocina en hornos tradicionales. Usamos energía renovable, no destruimos nuestros recursos naturales”, afirma.

La aceptación de Chipas Leticia, hizo que las sucursales se extendieran a lo largo de las principales rutas del país.

“Comenzamos en el km 8 de Ciudad del Este. Después nos extendimos al km 13,5 de Minga Guasu, hasta llegar a la localidad de Eusebio Ayala – ex Barrero Grande- y de ahí hasta San Lorenzo. En Alto Parana nos ubicamos al costado del Lago de la República, en donde la aceptación es impresionante. En poco tiempo más, esperamos establecernos en Asunción. Nuestra expansión siempre lo hacemos sobre nuestra clave

de chipas con sabor tradicional y saludable”, concluye.

Para pedidos, el teléfono de Chipería Leticia es el: (064) 420 729